Reclamación de legítima Herencia

La determinación del valor de la legítima es una fuente frecuente de conflictos pues las partes no están de acuerdo en la valoración de los bienes.

Aunque no aparezcan en el testamento, los hijos tienen derecho al 25% (en el caso de Catalunya) de la herencia neta de sus padres, que se calcula cobre la cuantía total de bienes que conforman la herencia menos las deudas y los gastos de última enfermedad.

Es importante destacar que la legítima la entrega el heredero. Recibiendo bienes por testamento que cubra la parte que corresponda al legitimario,  o habiendo recibido bienes en vida, vía donación, imputables al pago de la legítima.  Si en la donación no se dice nada, se entiende que no es pago de legítima, teniendo derecho a la integridad de la misma, con algunas excepciones que se consideran por ley imputables a la legítima.

En el supuesto de que el testamento solamente se reconozca la legítima sin hacerse atribución efectiva de ningún bien y sin que se sea nombrado heredero, la legítima se pagará, en la forma que disponga  la persona obligada al pago, que podrá optar por el pago en dinero, aunque no haya en la herencia, o por el pago en bienes del caudal relicto.

Si el legitimario no está de acuerdo con los bienes que se le asignan puede recurrir  a la autoridad judicial competente, que debe decidir con equidad y por el procedimiento de jurisdicción voluntaria.

Cantidad, donaciones y pagos a cuenta de la legítima

Se consideran como anticipo de legítima las donaciones entre vivos otorgadas por el causante con pacto expreso de imputación o hechas en pago o a cuenta de la legítima.

El carácter imputable de la donación debe hacerse constar expresamente en el momento en que se otorga y no puede imponerse con posterioridad por actos entre vivos ni por causa de muerte.

También son anticipo de legítima, salvo que el causante disponga otra cosa:

  • Las donaciones hechas por el causante a favor de los hijos para que puedan adquirir la primera vivienda o emprender una actividad profesional, industrial o mercantil que les proporcione independencia personal o económica.
  • Las atribuciones particulares en pacto sucesorio, las donaciones por causa de muerte y las asignaciones de bienes al pago de legítimas, hechas también en pacto sucesorio, cuando se hagan efectivas.

El causante puede dejar sin efecto la imputación a la legítima en testamento o codicilo así como en pacto sucesorio o por medio de una declaración hecha en otro acto entre vivos en escritura pública. La dispensa de imputación hecha en escritura pública es irrevocable y la hecha en pacto sucesorio solo es revocable por las causas legales o acordadas entre las partes.

Causas de Pérdida de la legítima herencia

Esta causa de falta de relación ha de constar expresamente en el testamento y no es de aplicación automática ya que el legitimario puede defenderse señalando que ha existido relación o que no es por causa imputable a él.

En todo caso señalar que si se produce una reconciliación del causante con el legitimario que ha incurrido en causa de desheredación, ha de ser por actos indudables, cabiendo también el perdón concedido en escritura pública, que dejan sin efecto la desheredación, tanto si la reconciliación o el perdón son anteriores a la desheredación como si son posteriores.

Así, son causas de desheredación:

  • Las causas de indignidad establecidas por el artículo 412-3CCC.
  • La denegación de alimentos al testador o a su cónyuge o conviviente en pareja estable, o a los ascendientes o descendientes del testador, en los casos en que existe la obligación legal de prestárselos.
  • El maltrato grave al testador, a su cónyuge o conviviente en pareja estable, o a los ascendientes o descendientes del testador.
  • La suspensión o la privación de la potestad que correspondía al progenitor legitimario sobre el hijo causante o de la que correspondía al hijo legitimario sobre un nieto del causante, e ambos casos por causa imputable a la persona suspendida o privada de la potestad.
  • La ausencia manifiesta y continuada de relación familiar entre el causante y el legitimario, si es por una causa exclusivamente imputable al legitimario.

La legitima la tienen los hijos aunque no se haga expresa referencia en el testamento, pudiendo renunciar a la misma y prescribiendo en cualquier caso en el plazo de 10 años.

 

Contactar 934514050