Contactar 934514050


Abogados Incapacitación Barcelona

Cada vez con el aumento de la esperanza de vida nos encontramos en situaciones que una persona puede tener una discapacidad física o psíquica que le impida desarrollar una vida plena y el ejercicio de sus derechos, en nombre del representado.

 

La incapacitación judicial es un procedimiento de jurisdicción voluntaria, regulado en los artículos 199 y siguientes del Código Civil y en los artículos 756 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, previsto para aquellos casos en los que una persona, a causa de una enfermedad o deficiencia persistente – física o psíquica–no pueda gobernarse por sí misma.

La incapacitación persigue la protección de los derechos e intereses del incapacitado, en el ámbito personal y patrimonial y se consigue mediante la obtención de una sentencia en la que se determina la extensión y límites de la incapacidad (teniendo en cuenta su estado, condiciones y necesidades de apoyo) y, también mediante la designa de un tutor o curador que actuará en pro de los intereses del incapaz y siempre respetando el marco establecido por la sentencia de incapacitación.

Cuestiones sobre la incapacitación judicial

Solicitud de incapacitación

Con carácter general, la declaración de incapacidad puede promoverla:

  • El presunto incapaz
  • El cónyuge o pareja de hecho
  • Los ascendientes del presunto incapaz
  • Los descendientes del presunto incapaz
  • Los hermanos del presunto incapaz
  • El Ministerio Fiscal, cuando las personas anteriores no existieran o no lo hubieran solicitado, o bien cuando terceras personas, autoridades o funcionarios públicos que, por razón de sus cargos, hayan puesto en su conocimiento la existencia de posible causa de incapacitación en una persona.

Cuando el presunto incapaz sea un menor, únicamente podrán instar el procedimiento los tutores o los que ejerzan la potestad parental del presunto incapaz.

Enfermedades y patologías que dan lugar a la incapacitación.

No existe un listado legal de enfermedades, pero son enfermedades psíquicas graves y permanentes que impiden a la persona su buen gobierno y administración de su patrimonio.

Efectos de la incapacitación.

Tras la declaración de incapacitación, el incapaz no pierde los derechos que ostentaba con anterioridad, si bien es cierto, que requerirá de asistencia o apoyo en un menor o mayor número de aspectos de su vida.

Así, la incapacitación puede ser total cuando la persona no esté en condiciones de cuidar de sí misma o de administrar su patrimonio; o bien parcial, cuando el incapaz necesite de asistencia para tomar decisiones de cierta relevancia o trascendencia, pero en cambio, sí pueda llevar a cabo ciertos actos o tomar ciertas decisiones, habitualmente, relativas a su vida diaria.

Fases del procedimiento de incapacitación

fases.procedimiento.incapacitacion.judicial.discapacitados.ancianos

 

¿Necesita asesoría para un procedimiento de incapacitación?

Consulte sin compromiso.

Contactar 934514050